Tartas, galletas, cupcakes y dulces decorados, personalizados y originales.

Un mundo de magia y fantasía hecho realidad en mi cocina.

sábado, 24 de marzo de 2018

Triángulos de de pasta filo o brick, rellenos de atún y huevo duro.

Una receta muy fácil que podéis hacer como aperitivo, si los hacéis más pequeños, como entrante o cena, están hechos al horno y sin el extra de aceite que nos aportarían fritos o unas empanadillas fritas, además quedan muy crujientes, son una maravilla.

La masa filo yo la he comprado en el supermercado y podéis congelarla sin ningún problema, depende de la marca la podéis encontrar de forma redonda o rectangular, yo para estos triángulos os recomiendo la rectangular, se aprovecha mucho más.



Ingredientes:

- 1 paquete de pasta filo
- 3 latas de atún
- 4 huevos cocidos
- 3 cucharadas de tomate frito (yo lo hago casero que es más sano)

- 1 cda de margarina sin derivados lácteos derretida y fría (podéis usar mantequilla o aceite) para pincelar las hojas de pasta filo.


Primero preparamos el relleno, es tan fácil como abrir las latas, cocer los huevos y mezclarlo todo junto con el tomate frito (podéis añadir aceitunas, pimientos asados, lo que queráis, u otro relleno).

Abrimos el paquete de pasta filo y pincelamos con la margarina derretida cada hoja a medida que las vamos rellenando. Yo he comprado el de Lidl, trae 5 hojas rectangulares grandes que he partido en tres cada una y he hecho 15 triángulos. Ponemos un poco del relleno y vamos dando forma a los triángulos.



De esta manera quedan grandecitos, como un triángulo de sandwich de pan de molde, si los queréis más pequeños partir la masa en más trozos, a vuestro gusto.

Ponemos en una placa de horno a 180ºC hasta que estén dorados.

Probar y me contáis, quedan super crujientes y en casa repetiremos seguro.

Un besillo!!!



No hay comentarios :

Publicar un comentario